sábado, abril 10

No tienes recuerdos


No te acuerdas ni de tus hijos, menos te acordaras de mi. No sabes como me gustaría que pudieras leer esto o que me llames por mi nombre y te recuerdes quien soy. Cada vez que voy a tu casa miro tus ojos, son verdes, te doy un beso y te enojas, no me conoces y por mas que te digo quien soy tu no te acuerdas de mi, ni de mi mamá, pero sabes, prefiero que no te acuerdes de nada, a tenerte muerta. Me conformo solo mirarte, darte un postre o caminar junto a ti desde tu casa a la copa de agua. Cuando era chica yo no quería caminar, me cansaba y ahora que tengo piernas fuertes y me gusta ir de aquí para allá, eres tú la que se cansa y ya quieres volver a la casa. Pero no importa soy feliz con verte. Te amo abuelita, no me faltes nunca.

jueves, abril 8